jueves, 7 de enero de 2010

El orden de los sentimientos

Al fondo del desván, encontré aquella larga y estropeada escalera de madera que cumplía los requisitos necesarios del utensilio que buscaba para ordenar mis sentimientos. Lo tenía todo planeado, todo escrito en aquella mugrienta lista que había realizado en la cara posterior del último tiket de compra: "Amor, amistad, familia, soledad, alegrías, tristezas..." solo me quedaba poner un poco de orden y ubicar cada sentimiento en el peldaño oportuno. Tal y como lo había pensado, aquella caja mas pesada, lacrada por tres herrumbrosos candados, se alojaría en el último peldaño, allí donde nadie pudiera llegar, ni husmear. Allí donde ni yo misma pudiera acudir en los momentos de mayor tristeza y nostalgia. Me levanté en busca de un boli para borrar de aquella lista el primer sentimiento ya guardado y el mas importante para mi: AMOR. Pero aun quedaban varias bomboneras,un par de cofres y un joyero que utilizaría como cajas para esconder o conservar los sentimientos restantes. Este primero había sido sinceramente escondido.
¿Bombonera o baúl? ¿Cuál resistiría más para guardar la AMISTAD? Sin dudarlo dos veces tomé aquel viejo y estropeado baúl, pero grande y seguro, para colocar a todas aquellas personas que adoraba y que quería conservarlas de por vida. Me llevó varios minutos sellar y colocarlo dos escalones más abajo de la primera bombonera. Pero.. ¿ porqué había preferido colocar en lo más alto de la escalinata aquellas dos cajas? Me senté a meditarlo encima del plástico que envolvía el anticuado canapé con destellos dorados que yo misma había colocado allí hace un par de años, al cambiar la decoración de la acogedora salita de estar.
Sin saber porqué, escuchaba de lejos como alguien pronunciaba mi nombre una y otra vez. Cada vez dicha voz se notaba más cerca acompañada de un movimiento brusco en mi hombro derecho. Me había quedado dormida. Se me había olvidado la comodidad que proporcionaba el maldito canapé y mi madre me ayudó a sobrevivir de aquel profundo sueño que se estaba adueñando de mi. Tan solo me trajo un par de cuerdas y sogas que le había pedido antes de emprender mi camino hacia el desván.
Claramente AMOR y AMISTAD estaban en los último peldaños porque era algo que valoraba demasiado. Algo que nunca quería perder, ni sus recuerdos, ni a la gente que protagonizaba junto a mi esos sentimientos.
Cogí aquel precioso joyero que me habían regalado hace tiempo, y que ya no utilizaba porque en mi cumpleaños pasado había recibido como obsequio de mi hermana mayor uno nuevo. Quería guardar en el algo importante por la belleza que desprendía con esa pedrería azul, roja y verdes flores. Sin pensarlo metí en el a la FAMILIA y lo coloqué abajo, en el primer escalón. Allí donde cada vez que yo quisiera acudir a el, no tuviera dificultades para cogerlo. Porque lo último que siempre queda, realmente es la familia.
Ya tan solo me quedaban un par de bomboneras en las cuales metí el resto de sentimientos y los coloqué desordenadamente en los peldaños vacíos del medio de la escalera. Le dí el último bocado al trozo de roscón de reyes que mi madre me había traido junto al resto de cosas que le había pedido, coloqué bien el plástico que tapaba el anticuado canapé, me di media vuelta y una vez en la puerta observé por última vez como habían quedado ordenados mis sentimientos. Apagué la luz y me despedí durante un tiempo de aquel trabajo que me había ocupado toda la tarde, el cual sabía que tarde o temprano tendría que volver a ordenar.

3 comentarios:

vallejos dijo...

Hola.
En primer lugar decir que no conocía esta faceta tuya.
Luego decirte que me ha sorprendido, ya que cuando he empezado a leerlo me ha recordado mucho a jorge bucay, es magnifico.
Respecto al texto me ha gusta mucho. el orden de los sentmientos, el amor en lo mas alto, ya que conseguir un amor verdadero es muy dificil y antes hay que pasar por las diferentes etapas como es el dolor, la soledad, etc etc.
y por supuesto la familia en primer lugar, aquellos que siempre estan a nuestro lado, sabiendo que nunca nos van a fallar.

Te felicito

Eli aka Negra Cabreada dijo...

¿Tú también has sucumbiado a la blog-manía???? Me alegro, jeje, te agrego a mi blog-roll y te sigo

Lori Elena dijo...

Muy bonito!! el amor y la familia son lo mas importante y lo que hay que guardar con mayor celo verdad?? sin ellos vamos como a la deriva...

Publicar un comentario